viernes, 10 de diciembre de 2010

TRUJILLO TRUJILLO TRUJILLO, ILLO ILLO.

Las contradicciones de los partidos están en ignorar su propia filosofía social, de la derecha no espero nada porque su filosofía es contraria a la mía, mientras ellos lo privatizarían todo yo pienso lo contrario, ver a la derecha con cara social me preocupa tanto como ver a los socialistas con dentadura derechista y ese es el caso trujillano.

Trujillo tiene tres productos: El Campo, el Turismo y el Comercio. Desarrollar estas tres riquezas socialmente sería la solución a nuestros problemas económicos y para ello nuestra juventud se tiene que preparar bien en estos temas.

El Campo y su mercado en Trujillo está perdiendo la hegemonía, cada vez son menos importantes nuestras ferias viendo como otras suben. Ahí el problema adolece de una acción inteligente. El queso y la carne en nuestra ciudad siempre fueron de calidad especial sin embargo no veo sus productos en el comercio nacional, falta promoción.

El Turismo está enfocado al de los grandes hoteles y fiestorras endogámicas piratas de pseudo nobles encerrados en sus mansiones, muchas ilegales, sin embargo vemos a la ciudad llena de turismo familiar llenando nuestras calles de monumento en monumento, con muchos cortes y faltas.

Este tipo de turismo familiar es el que da plusvalía a los bares y restaurantes amén de las pequeñas tiendas de recuerdos y productos extremeños... el otro turismo de ricos es negocio de los grandes y multinacionales garitos estrellados de donde el Pueblo poco pilla.

Luego si el turismo familiar es el más interesante habría que promocionarlo teniendo la ciudad y alrededores cuidados, jardines de descanso con bancos y papeleras, rutas por las callejas de detrás de las murallas y para lo que es imprescindible un plan de limpieza y restauración. Planificación. La Oficina de Turismo funciona bien y su plusvalía debería ir enfocada al arreglo de sus rutas...

Ferias, congresos, centros culturales activos, teatro, cine, deportes e investigación, mucha investigación y ya veréis como se funciona.
Creo que una izquierda que sepa enfocar estos problemas como Dios manda sería mucho más válido que cualquier derecha por muy camuflada que vaya de buenismos electorales.

¿Donde está esa izquierda?.

En mi próxima reencarnación, ahora no me vaga, cojo la batuta. Debí hacerlo a tiempo pero como nunca fui ambicioso la jodí, pero se que me equivoqué.

Trujillo tiene mucho curro y no hay muchas ganas de currar, tendremos lo que nos merezcamos.